Urtubey y el Poder Judicial: Haz lo que yo digo, pero no lo que yo hago

0
47

El Gobernador de Salta Juan Manuel Urtubey, en una entrevista realizada en el programa “Animales Sueltos”  – que conduce Alejandro Fantino en América TV- señaló que: Es un disparate que el Poder Ejecutivo opere en la Justicia” y  agrego si “nosotros naturalizamos la invasión de un poder sobre otro, la Argentina no tiene destino.”

Señaló también que, de seguir sosteniendo esa lógica, debemos olvidarnos de tener República y que “aún sobreactuando hay que poner a kilometros de distancia al Poder Ejecutivo del Poder Judicial”.
Afirmó también que cuando comenzó su mandato en el 2008, antes  el Poder Ejecutivo proponía el pliego de Juez de la Corte y a las dos horas juraba.
Las declaraciones de Urtubey fueron lanzadas en Buenos Aires  en momentos en los que en Salta se asiste a una maniobra sin precedentes en la Provincia que le ha permitido al mandatario salteño postular a meses de cesar en su cargo a un Juez de Corte en funciones, al cargo de Procurador General y al Procurador General en funciones, al cargo de Juez de Corte.
Esta maniobra, que tiene las características de un verdadero “enroque” y otras actuaciones del gobernador en el terreno judicial nos lleva a preguntarnos si efectivamente Urtubey hace en Salta lo que predica en Buenos Aires, y si efectivamente siendo Gobernador de Salta puso “a kilómetros de distancia al Poder Ejecutivo del Poder Judicial”.

Las designaciones de Jueces de Corte y de Magistrados del Ministerio Público en Salta durante el gobierno de Urtubey

Urtubey a lo largo de sus tres mandatos como Gobernador de Salta (2008 – 2011; 2011 – 2015; 2015- 2019), designó Jueces de Corte en once oportunidades, entre designaciones (7) y renovaciones de cargo (4), y designó a los altos magistrados del Ministerio Público (Procurador General, Defensor General y Asesor General de Incapaces) en cinco oportunidades, entre designaciones (2) y renovaciones de cargo (3).

Cabe señalar que  Salta, en virtud de los dispuesto por los artículos 156 y 165 de la Constitución de la Provincia, tanto los Jueces de Corte como los magistrados a cargo del Colegio de Gobierno del Ministerio Público, duran seis años en sus funciones y pueden ser nombrados nuevamente.

Nombramientos a favor de funcionarios de gobierno y de políticos aliados

En sus casi doce años de Gobierno, Urtubey designó en el cargo de Jueces de Corte y de Magistrados del Ministerio Público, entre otros, a funcionarios que formaron parte de su gobierno y a políticos que pertenecieron o fueron aliados de su partido (Partido Justicialista)

Un claro ejemplo es el caso del abogado Fabián Vittar quien fue designado por Urtubey en noviembre 2008, luego de que concluyera su mandato de diputado provincial por el Partido Renovador de Salta,  partido político que formó parte del frente electoral que llevó a Urtubey a la Gobernación en el 2007. Su cargo como Juez de Corte fue renovado en el 2014.

En noviembre de 2013 Urtubey designó como Juez de Corte a Ernesto Samsón, quién -hasta entonces y desde el 2007- formó parte de su gabinete como Secretario General de la Gobernación durante sus dos primeros mandatos como Gobernador.

 

El Gobernador de Salta, Urtubey renovó también en su cargo de Juez de Corte en noviembre de 2013 a Guillermo Alberto Catalano, abogado que fue designado de manera express por el ex Gobernador Juan Carlos Romero a fines del año 2007.

Catalano hasta su designación como Juez de Corte  en el año 2007, se había desempeñado como apoderado del Partido Justicialista. Actualmente este magistrado preside la Corte de Justicia de Salta.

Por su parte, Gustavo Ferraris –quién accedió al cargo de Juez de Corte también de manera express en noviembre de 2007 por designación del entonces Gobernador Juan Carlos Romero-  tuvo la venia de Urtubey para ocupar el cargo de Auditor en la Auditoría General de la Provincia al cesar su mandato de Juez.

Cabe recordar que Gustavo Ferraris, se había desempeñado hasta antes de su designación en la Corte de Justicia como Secretario de Seguridad en el Gobierno de Romero.

En el ámbito del Ministerio Público, Urtubey designó en mayo 2008 en el cargo de Procurador General de la Provincia a Pablo López Viñals, quien hasta entonces se había desempeñado como Secretario de la Corte de Justicia, Tribunal  que era presidido en aquel entonces por Rodolfo Urtubey, padre del Gobernador.

En diciembre de 2013, en reemplazo de Adriana Mabel Arellano, Urtubey designó en el cargo de Defensora General de la Provincia a María Inés Diez, quién hasta ese momento había sido su Ministra de Justicia.

 

En diciembre de 2012 y en enero de 2018, el Gobernador Urtubey confirmó en su cargo de Asesora General de Incapaces a Mirta Lapad, hermana del actual (e histórico) Vice Presidente del Senado, Mashur Lapad.

Mirta Lapad llegó al cargo de Asesora General de Incapaces en enero 2006, postulada por el entonces Gobernador, Juan Carlos Romero. Con anterioridad, Lapad se había desempeñado como Secretaria de la Niñez de su gobierno.

El enroque López Viñals – Cornejo y lo que viene: ¿Operación autoblindaje?

Pablo López Viñals y Abel Cornejo – Crédito: El Tribuno

En las últimas semanas Urtubey postuló a Abel Cornejo y a Pablo López Viñals a los cargos de Procurador General de la Provincia y Juez de Corte respectivamente.

Tales postulaciones fueron posibles en virtud de la renuncia anticipada de estos dos funcionarios a sus cargos de Juez de Corte y de Procurador General que hasta hace pocos días ostentaban y que debían desempeñar hasta el 2020, esto es, cuando el actual Gobernador ya no estará en funciones.

La maniobra de renuncia anticipada y posterior postulación le permitirá a Urtubey no solo colocar a un hombre de su confianza en la Procuración General, sino también asegurarse para los próximos seis años -en los que ya no detenterá el cargo de Gobernador- una mayoría de jueces también de su confianza en el más alto Tribunal de Justicia de la Provincia.

La jugada de enroque ya empezó a desarrollarse: Este viernes el Senado de la Provincia, haciendo caso omiso a las impugnaciones que se realizaron, aprobó la designación de Pablo López Viñals en el cargo de Juez de Corte y se aprestará a hacer lo mismo respecto de Abel Cornejo para el cargo de Procurador General.

Por último, entre noviembre y diciembre de este año vencerán los mandatos como Jueces de Corte de Guillermo Catalano, Ernesto Samsón y de Guillermo Posadas y ya suenan para sus reemplazos el actual Secretario General de la Gobernación Ramiro Simón Padrós, la actual Fiscal de Estado y Ex Ministra de Justicia, Pamela Calletti y el actual Senador Nacional y hermano del Gobernador, Rodolfo Urtubey, aunque esté último negó tal posibilidad.

Con la designación de López Viñals como Juez de Corte ya concretada y con el nombramiento de tres nuevos Jueces de Corte,  Urtubey tendrá a su favor una mayoría de cuatro jueces sobre los siete que integran ese Tribunal  para los próximos seis años. Los otros tres restantes deberán ser nombrados por el Gobernador que lo suceda en el cargo, en noviembre de 2020 (al vencer el mandato de Fabian Vittar), en octubre de 2023 (al vencer el mandato de Sandra Bonari), y en abril de 2024 al vencer el mandato de Teresa Ovejero.

Con la mayoría de la Corte de Justicia y con el Jefe de Fiscales a su favor, Urtubey parece haber diseñado un autoblindaje para cuando se encuentre lejos del poder.

Haz lo que yo digo, pero no lo que yo hago

Las declaraciones lanzadas por Urtubey en medios nacionales contradicen su propio accionar. Las designaciones en altos cargos judiciales de políticos afines y de funcionarios de su gobierno y las recientes maniobras de “enroque” recién mencionadas, demuestran que en Salta, su actual gobernador, nunca puso a kilómetros de distancia al Poder Ejecutivo del Poder Judicial.

Seguiremos informando.