Entre otras irregularidades, Urtubey omitió denunciar el nombre y objeto de la sociedad en la que tiene participación

0
128
El sistema de declaraciones juradas como medida preventiva contra la corrupción, en la Provincia de Salta es deficiente.

 

Así surge – como señalábamos en un artículo anterior- de las dos auditorías de gestión realizadas por la Auditoría General de la Provincia, la primera en el año 2004 (gestión de la escribana Laura Inés Wayar), la segunda de mayo de 2.011 (gestión del actual Escribano de Gobierno, Víctor Manuel Fernández Esteban.)

En su último informe, de fecha 17 de mayo de 2011, la Auditoría General de la Provincia señaló que las declaraciones juradas no se encuentran en protocolos debidamente encuadernados, sino que son encarpetadas en biblioratos comunes lo que facilita su manipulación. Las declaraciones presentadas no son debidamente controladas. Existen, conforme señala el organismo de control, declaraciones juradas que no tienen aclaración de firmas, o que son firmadas por un contador y no por el titular de la declaración, declaraciones juradas en fotocopias simples, declaraciones con correcciones de foliaturas sin salvar, etc.

A todas estas falencias, de por sí graves, se suma la circunstancia de que los formularios utilizados para receptar las DDJJ son incompletos y su diagramación es confusa. Por ello ha afirmado en su informe la Auditoría General que:

  “…el formulario debe requerir todos los datos necesarios con el objeto de lograr la mayor información del estado patrimonial del declarante, que permita eventualmente una mejor verificación y cruce de datos aportados. El mismo deberá ser completado por los funcionarios públicos con datos fidedignos, comprobables y verificables.”

 

Algunas de estas irregularidades han sido superadas, por ejemplo, hoy por hoy las declaraciones juradas se encuentran protocolizadas pero otras, lamentablemente son mantenidas. Aún se utilizan formularios incompletos, y confusos, situación esta que favorece a aquellos funcionarios interesados en que su declaración jurada no refleje la realidad de su patrimonio.

La Declaración jurada de Bienes presentada por Urtubey en su segundo mandato

Luego de asumir su segundo mandato, Juan Manuel Urtubey presentó el 16 de enero de 2.012 su declaración jurada de bienes. (Conforme surge de la respuesta brindada por la Escribanía de Gobierno en fecha 18/06/13 ante un pedido que formulamos, tal declaración jurada es la última que presentó el Gobernador ante esa oficina.)
En anteriores ocasiones el Gobernador Urtubey había omitido declarar los bienes de su cónyuge a pesar de que la Ley 6.547 en su artículo 1º establece expresamente que es su obligación hacerlo. A pesar de tal irregularidad ni la Escribanía de Gobierno, ni la Auditoría General de la Provincia hicieron algo al respecto.
Como se verá, en su declaración jurada /12 Urtubey, si bien denuncia esta vez los bienes de su cónyuge, incurre en algunas omisiones o bien da pocas presiciones sobre algunos aspectos de su patrimonio. Ello le quita transparencia y claridad a su declaración. Veamos.
Acciones Societarias: Una novedad en su última decalaración es su participación en una sociedad comercial. En sus anteriores declaraciones no había denunciado Urtubey participación societaria alguna. En su declaración de enero de 2.012 señala que tiene acciones en “sociedad anónima” por un valor de $ 27.000, sin embargo omite el Gobernador denunciar el nombre de la sociedad y su objeto, incurriendo en la misma omisión  cometida por el Ministro Parodi con respecto a POSITANOS SA.
La omisión es grave si se tiene en cuenta que todo sistema de declaración jurada tiene como finalidad permitir el control efectivo sobre el patrimonio y su evolución o bien detectar posibles conflictos de intereses o incompatibilidades. Lamentablemente por tal omisión estamos imposibilitados de hacerlo.
Deudas personales: Otra novedad en relación a anteriores declaraciones juradas, está dada por la existencia de deudas. Declara el Gobernador manetener una deuda de $ 2.535,29 con el Banco HSBC y de $ 200.000 con una persona física que no identifica. El paralelsismo con las DDJJJ de Parodi, vuelve aquí a repetirse.
Automotores: En su anterior DDJJ (presentada el 28/12/07), Urtubey había informado que poseía 5 automotores: 1) Nissan Frontier/05, 2) Gol Country/05, 3) Chevrolet Zafira 07, 4) Mitsubishi L 200, y un Fiat 600 Modelo 70. En su última declaración manifiesta poseer un Volskwagen Bora 1.8.T Modelo 2.007 ($72.00) y una Motocicleta BMW Modelo R 1200 Adventure, año 2.010 ($ 79.550)
Inmuebles: En el año 2.007 el Gobernador había señalado que poseía un inmueble en Bº El Tipal adquirido a $ 200.000. De su última declaración surge que posee dos inmuebles urbanos, uno adquirido a $ 38.232 y que posee mejoras por $ 165.00 y otro adquirido a $ 295.000. Surge también que posee un inmueble rural en Metán adquirido a $ 50.000, No surgen de la declaración, las fechas de adquisisción de los inmuebles, ni las mejoras introducidas.
Bienes del Cónyuge: Declara Urtubey que su cónyuge, Ximena Saravia Toledo, posee un Fiat 600 Modelo 1974 ($ 8.000); Jeep Grand Cherrokee, Modelo 2008 ($ 191.500) y un Ford Fiesta Kinetic Design Titanium, Modelo 2.011 ($ 88.000). Señala también que posee cabaloos criollos y peruanos. No específica cuántos, pero sí que su valor es de $ 65.000. Por último declara un bien inmueble rural ubicado en Metán, adquirido por donación en el año 2.004.