Declaraciones Juradas de Bienes: Instructivo para funcionarios públicos

0
360
Presentar declaraciones juradas de bienes es para los funcionarios públicos toda una cuestión. Recientemente una funcionaria de gobierno a quién denunciamos por haber omitido presentar su declaración jurada, explicó a la prensa que no había tenido tiempo para hacerlo y que no tenía plata para contratar un contador.

Incumplimientos, y omisiones

Quizá por esas, o por otras razones, existe hoy un número importante de funcionarios que aún no presentó sus declaraciones patrimoniales. En un artículo que publicamos el 26/10/14 denunciamos que de los ocho funcionarios que integran (o integraron) el gabinete del Intendente Miguel Isa, sólo tres habían presentado sus declaraciones juradas.

Existe también un alto índice de funcionarios que si bien presentan sus declaraciones juradas de bienes, incurren en graves omisiones.

Es frecuente encontrar, por ejemplo, que los funcionarios no declaran el valor real de sus bienes inmuebles (sólo indican su valor fiscal), o que cuando declaran sus automotores se limitan a indicar los datos de dominio pero no la marca o modelo, ni el valor de adquisición. A continuación veremos algunos ejemplos concretos.

Malos ejemplos

El Gobernador de la Provincia, Juan Manuel Urtubey en su última declaración jurada de bienes a la que tuvimos acceso, no declaró el nombre de la sociedad comercial en la que admite tener acciones; declaró mantener deudas pero omitió declarar los datos de su acreedor, entre otras irregularidades

El Intendente Miguel Isa omitió declarar los bienes de su cónyuge y no actualiza su declaración jurada de bienes desde el año 2.011, entre otras omisiones.

Podríamos detenernos en muchos ejemplos más, pero creemos que con los ejemplos tomados de las declaraciones juradas de quiénes precisamente deberían ser un ejemplo, es suficiente.

El Instructivo para funcionarios públicos

Por todas estas circunstancias elaboramos el instructivo que ilustra esta nota. Intentamos hacerlo de manera clara y sencilla, a fin de que su simple lectura le permita al funcionario conocer rápidamente los principales aspectos que debe tener en cuenta a la hora de cumplir con su obligación de declarar bajo juramento como está compuesto su patrimonio.

 

Tomamos como modelo un banner elaborado por la Secretaría de Prensa de la Municipalidad de Salta que hace unas semanas circulaba en las redes sociales.

Mediante ese banner, la Municipalidad se propuso transmitir al vecino ciertas pautas de conducta a adoptar antes, durante y después de una tormenta. Se trata de una serie de consejos que, pese a su obviedad, el departamento de prevención habrá considerado “útiles” para conducirse sin riesgos en tiempos de lluvia.

(“Quédate en Casa” sí está lloviendo, o “Si hay tormenta eléctrica, buscá protección y evita los lugares altos”, son algunos de estos consejos.)


En nuestro instructivo para funcionarios públicos seguimos el mismo esquema. Intentamos resumir en pequeños cuadros, las pautas de conducta que debiera seguir todo funcionario antes, durante y después de haber asumido el cargo, con respecto a su obligación de declarar bajo juramento como está compuesto su patrimonio.

Esperamos nosotros que sea de utilidad y que su difusión contribuya a bajar el índice de funcionarios que por falta de tiempo o por no tener plata para contratar un contador, o por otras razones, omiten declarar su patrimonio.

Como podrá apreciarse el instructivo no debiera traer mayores complicaciones a la hora de su aplicación. Lo único que se requiere para cumplirlo es honestidad.

Queremos que las cosas cambien, y que el sistema de declaraciones juradas en nuestra Provincia sea verdaderamente un mecanismo preventivo de la corrupción. Estamos trabajando para que así sea.

Seguiremos informando.