Ivette Dousset nunca presentó declaraciones juradas de bienes mientras fue funcionaria municipal

0
43
A pesar de haber sido intimada  por la Escribanía Municipal, Ivette Dousset no presentó declaraciones juradas de bienes mientras fue funcionaria municipal.
Ivette Dousset, cuñada del Intendente Miguel Isa, se desempeñó hasta fines del 2.013 como Secretaria de Acción Social de la Municipalidad de la Ciudad de Salta. Durante su gestión fue intimada en dos oportunidades por la Escribanía Municipal a presentar ante esa dependencia sus declaraciones juradas de bienes. Así surge de la documentación oficial a la que tuvimos acceso.

Las intimaciones cursadas a Ivette Dousset por la Escribanía Municipal

La primera intimación de la Escribanía fue librada el 2 de mayo de 2.008 y la segunda el 9 de mayo de 2.012. En ambas oportunidades se le requirió a la ex-funcionaria municipal la presentación de su declaración jurada en un plazo perentorio de 15 días.
Se le notificó también que el incumplimiento de la intimación sería considerado falta grave y que daría lugar a la suspensión del pago de sus haberes y se le recordó que “los funcionarios municipales que no dieran cumplimiento a la presentación  de sus declaraciones juradas en el tiempo y la forma prevista, serán pasibles del artículo 268 (3) del Código Penal.”
Ivette Dousset a pesar de tales requerimientos se fue de la administración municipal sin cumplir con estas obligaciones.

No tenemos constancia de que efectivamente se haya iniciado sumario administrativo en su contra y de que se le haya impuesto la suspensión de sus haberes mientras fue Secretaria de Acción Social.

Tampoco de que se haya formulado denuncia penal al respecto.

La obligación de presentar declaraciones juradas

La obligación de presentar declaraciones juradas en el ámbito de la Municipalidad de la Ciudad de Salta se encuentra regulada por la Ordenanza Nº 11.895/03.

La norma establece que los funcionarios municipales deben presentar una declaración integral de sus bienes, de los bienes de su cónyuge o conviviente y de sus hijos menores dentro de los 30 días hábiles de haber asumido sus cargos y dentro de los 30 días hábiles de haber cesado en los mismos.

Establece también que deben mantener actualizada la información contenida en sus declaraciones todos los años.

A pesar de las claras disposiciones de la Ordenanza, Ivette Dusset se fue la función pública municipal luego de varios años de estar al frente de la Secretaría de Acción Social sin haber presentado ninguna declaración jurada de bienes.
Actualmente la ex-funcionaria municipal se desempeña como Subsecretaria de Bienestar Comunitario en el ámbito del Gobierno de la Provincia de Salta.

La gravedad de la situación y sus implicancias penales

La obligación de presentar declaraciones juradas sobre el estado patrimonial de los funcionarios cumple distintas finalidades, en primer lugar incentiva la transparencia que debe guiar el accionar de todo funcionario, fortalece en forma directa la necesaria confianza que el público debe tener respecto de sus funcionarios, sirve para evitar posibles conflictos de intereses y permite ejercer un control más efectivo respecto del patrimonio del funcionario y de su grupo familiar, lo que posibilita observar su evolución económica y detectar eventuales enriquecimientos indebidos.  
 
El incumplimiento en el que ha incurrido la ex-funcionaria municipal frustra todas estas finalidades.
 
La omisión de presentar  declaraciones juradas además de ser una falta administrativa, es un delito. 
 
El artículo 268 (3) del Código Penal establece que será reprimido con prisión de quince días a dos años e inhabilitación especial perpetua el que, en razón de su cargo, estuviere obligado por ley a presentar una declaración jurada patrimonial y omitiere maliciosamente hacerlo.
Seguiremos informando.