La grieta de la Justicia de Salta es moral (nota de opinión)

0
209

* Por Ramiro Fernández (abogado)

Reproducimos a continuación la nota de opinión del abogado salteño Ramiro Fernández sobre la actual crisis por la que atraviesa la Justicia de Salta, una crisis institucionales más profundas de su historia.

La grieta en la Justicia de Salta es moral:

Recién veo los distintos comunicados emitidos por el Colegio de Magistrados; la Asociación de jueces y de los empleados del poder judicial de salta a través del cual manifiestan su conformidad con la feria extraordinaria judicial vigente al día de la fecha en nuestra provincia.

También el Ministerio Público se pronunció en igual sentido. Siento profunda tristeza por la situación que hoy en día vive la justicia en salta.

Cada vez es más evidente y profunda la grieta existente en este ámbito en nuestro foro.

En efecto; a diferencia de lo que ocurre con otros empleados públicos que honran su función; el poder judicial de salta y el ministerio público lejos de ello mostraron su indiferencia y desinterés por la problemática planteada por la pandemia.

Así tenemos que mientras el personal de la salud y la fuerza policial (tan cuestionada a veces) se pusieron la sociedad al hombro con numerosas perdidas humanas y aun así siguen de pie; dejando de lado diferencias salariales y de todo tipo.

Pero mientras tanto y en sentido totalmente opuesto se hallan los magistrados y empleados del poder judicial y del ministerio público.

Lejos de mostrar empatía con la comunidad; evidenciaron su falta de compromiso como ciudadanos.

Resultan chocantes las generalizaciones y pido disculpas a aquellos jueces; secretarios; fiscales; empleados; etc que no quedan comprendidos en esta publicación y de los cuales me consta su profesionalidad y seriedad con que desempeñan sus funciones.

Pero lamentablemente sus representantes los están exponiendo y dejando en “ofsidde” por ante la comunidad entera. Y ello es así porque mienten descaradamente en sus manifestaciones confundiendo a aquellas personas que son ajenas a la problemática judicial. En este punto la desventaja es enorme para aquellos que nos encontramos en las antípodas de esta posición y ello porque no contamos ni con la fuerza económica; ni los recursos humanos y publicitarios para enfrentarlos. Tampoco tenemos los contactos políticos para hacerlo.

Dicho de este modo considero una verdadera “extorsión” esta lucha desigualdad planteada entre aquel que goza de todas las herramientas contra el otro que se muestra en evidente inferioridad de condiciones. De todas maneras estoy dispuesto a dar pelea exponiéndome a las consecuencias que seguramente traerán mis palabras.

Aclaro que soy el más ferviente defensor de la cuarentena y de la salud por sobre la economía. Pero no puedo dejar pasar por alto la “canallezca” postura asumida por nuestros magistrados y empleados.

Su situación de ventaja es evidente y se aprovechan de ella.

Cómo se que la mayoría de los amigos judiciales y de la procuración no piensan de eso modo les planteo un desafío: aquellos que no se sientan en condiciones sanitarias o morales de prestar sus servicios; donen su salario a favor de la lucha contra la pandemia.

La otra parte (que considero mayoritaria) que preste sus servicios normalmente cumpliendo todos los protocolos correspondientes y de modo virtual; que continúe percibiendo sus haberes como hasta ahora. Incluyó en esta propuesta a todos los dependiente del poder judicial y del ministerio público de todos los rangos y categorías.

Agrego a ello que deduzco que gran porcentaje de los contagios verificados dentro del seno de la planta judicial se produjeron fuera del ámbito laboral puesto que la feria se estableció a fines de agosto. Ergo la gran mayoría de los contagiados estaba “cuidandose” en sus casas al momento de contraer la enfermedad. De más está decir de que lado de la grieta estoy yo… Está en uds colocarse del lado que consideren correcto. Saludos.

Ramiro José Fernández.