Hace 12 años que la Auditoría no controla los gastos en publicidad oficial del Gobierno de Salta

0
1099
Gustavo Ferraris - Presidente de la Auditoría General de la Provincia

Hace 12 años que la Auditoría General de la Provincia no controla los gastos en publicidad oficial del Gobierno de la Provincia.

La única auditoría que se realizó sobre la contratación de la publicidad oficial fue realizada en junio de 2007 y abarcó el ejercicio 2005.

En aquella oportunidad la Auditoría detectó una serie de irregularidades en el ámbito de la ex Secretaría de Prensa y Difusión que revelaron la discrecionalidad con la que el ex Gobernador y actual senador nacional, Juan Carlos Romero manejaba ya en ese entonces, los recursos destinados a la publicidad oficial.

Las principales irregularidades detectadas

Las irregularidades detectadas por la Auditoría General de la Provincia revelaron incumplimientos graves de la Secretaría de Prensa y Difusión de las normas de contratación pública y discrecionalidad en el reparto de la pauta y otras graves deficiencias de gestión. Las principales irregularidades detectadas ese años fueron:

Sin control de aire propio

En aquella auditoría se puso de resalto que la Secretaría de Prensa no poseía un sistema propio de control de aire respecto a las pautas publicitarias en los medios radiales y televisivos, por lo que resulta “…imposible conocer si existió la contraprestación correspondiente, o si esta se realizó en tiempo y forma. De acuerdo al informe de auditoría la Secretaría de Prensa y difusión “cuenta únicamente con la información que le envía el medio que presta el servicio donde se detallan los horarios de los pases realizados.”

Sin medición de audiencias

La Auditoría detectó que a pesar de la vigencia del Decreto 57/02, la ex Secretaría de Prensa, “…no posee un mecanismo que le permita conocer cuales son los medios de mayor audiencia y penetración, según lo exigido por la normativa vigente”

Cabe recordar que el artículo 1° del Decreto 57/02 a la fecha vigente, establece que “…la difusión de las normas y actos de gobierno que efectúe el Estado se hará respetando como pauta orientadora, la distribución de contrataciones entre los medios de mayor audiencia y penetración en las localidades destinatarias, procurándose la mayor difusión a través de la más eficiente aplicación de los recursos disponibles.”

Por su parte el artículo 2° del decreto establece que la Secretaría de Prensa y Difusión “…deberá elaborar y mantener actualizado un listado de medios en los que se reflejen las pautas establecidas en el artículo precedente.”

Incumplimiento de las normas de contrataciones públicas

La auditoría practicada en el 2007 reveló que se habían incumplido con las normas impuestas por la ley de contrataciones públicas, Ley 6838, para las contrataciones directas.

Sin información sobre ejecución presupuestaria

La auditoría practicada detectó que la Secretaría de Prensa y difusión, no había elaborado los informes periódicos de la ejecución presupuestaria y de gestión, ni recolectó datos estadísticos de los actos administrativos que emitió.

Otras irregularidades

La auditoría reveló también que los expedientes en los tramitaban las órdenes de publicidad no eran llevados en debida forma, que la Secretaría de Prensa no poseía Manual de Misiones y Funciones, ni con una Carta de Servicios y un sistema de autoevaluación de los servicios brindados.

Recomendaciones

Entre las distintas recomendaciones que emitió la Auditoría en aquel informe, en materia de contrataciones de publicidad aquel órgano de control señaló que debe darse cumplimiento con las disposiciones de la Ley de Contrataciones 6838 y de su decreto reglamentario, y que debe quedar constancia de las consultas realizadas y valores testigos tenidos en cuenta a la hora de contratar publicidad.

Recomendó también a la Secretaría arbitrar los medios para que la misma pueda constatar que las contraprestaciones de la publicidad se realice conforme a lo convenido y que era imprescindible, para cumplir con el Decreto 57/02 que se conozcan cuáles son los medios de mayor audiencia y penetración.

En 12 años nada cambió

Desde el 2007 a la fecha nada cambió. Al contrario las irregularidades detectadas por la Auditoría General de la Provincia en el informe de junio de 2007 se agudizaron.

Durante el Gobierno de Juan Manuel Urtubey el gasto publicitario creció exponencialmente. Durante sus doce años de gestión, se distribuyeron partidas millonarias en concepto de publicidad oficial, mediante la modalidad de “contratación directa” de una manera discrecional y arbitraria, permitiendo el crecimiento artificial de medios que le fueron a fines como Informate Salta de Troka SRL, El Intransigente (que tuvo como cara visible a Federico Mena Saravia), o Canal 9 de aire de Javier Matus y Mónica Agüero, por solo citar algunos.

El año 2019 estuvo marcado por la desmesura e inmoralidad en materia de gasto publicitario, ese año Juan Manuel Urtubey, quién se presentó como candidato a Presidente de la Nación y luego a Vicepresidente, gastó $ 859.087.394,93. Una parte importante de ese gasto publicitario fue distribuido entre medios nacionales y consultoras de marketing con sede en Buenos Aires, conforme denunciamos oportunamente.

Gustavo Saenz continúa la receta de Urtubey

Durante los siete primeros meses de 2020, el Gobierno de Gustavo Saenz gastó en plena pandemia, $ 239.930.329 en publicidad oficial, esto es $ 1.142.525,37 por día, pauta que  distribuyó de manera arbitraria y en franca violación con las disposiciones del Decreto 1574/02 y de las normas que regulan las contrataciones públicas.

Es posible proyectar que entre agosto y diciembre de 2020 el gasto publicitario de la Provincia sea de $ 187.795.693,35 más, (si se repite en esos meses el gasto del mes de julio que fue de $ 37.559.138,67), lo que permitiría afirmar que en definitiva durante el 2020, el gasto publicitario sea de $ 427.726.022,35, una cifra excesiva y que en los hechos implica una continuidad con el nivel de gasto publicitario de Urtubey, a excepción claro está del 2019, año de la campaña presidencial del ex Gobernador, en el que el gasto publicitario se intensificó notablemente ya que se reforzaron partidas presupuestarias para aumentar ese año la pauta de medios locales y para distribuir pauta entre medios nacionales y consultoras de marketing de Buenos Aires.

La Auditoría mira para otro lado

La Auditoría General de la Provincia hace 12 años que no controla el gasto publicitario. La inacción de ese órgano de control permitió la desmesura y exceso en el manejo de los recursos públicos destinados a publicidad que caracterizaron la gestión de Juan Manuel Urtubey durante sus tres mandatos de gobierno y que le permitieron autoblindarse, construyendo una red de medios y de periodistas afines y permite también las desmesuras y excesos del actual Gobernador de Salta.

Gustavo Saenz, continúa ejecutando la misma receta que su antecesor, y al igual que Urtubey, sin un órgano de control que se lo impida.

Con el manejo arbitrario de la pauta Saenz consiguió en sus primeros nueve meses de gobierno, un blindaje mediático pagando cifras millonarias por el silencio de una gran mayoría de medios y de periodistas muchos de los cuales crecieron artificialmente en los últimos años.

¿Pacto de silencio?

La circunstancia de que Gustavo Saenz, al momento de asumir no haya realizado manifestación alguna sobre los exorbitantes gastos en publicidad del mandatario que lo precedió en el cargo y que no haya dado instrucciones para el inicio de investigaciones administrativas internas a fin de deslindar las responsabilidades por el manejo irregular de la publicidad oficial, sobre todo durante el 2019, habla de la existencia de un pacto de silencio que lo vincula con Urtubey. Ese pacto explicaría también la inacción de la Auditoría en esta materia.

Seguiremos informando.